Nada más este sábado 14 de agosto Natalia Piergentili asumió, oficialmente, el cargo de Presidenta del Partido por la Democracia. Pero desde el día siguiente de su elección ha dado mucho que hablar, de manera positiva, como hacía ya mucho tiempo no se hacia con un presidente de partido político.

Y es que sus declaraciones, en el sentido de rechazar cualquier candidatura, patrocinada por el PPD, de personas relacionadas con el financiamiento ilegal de la política, provocó fuertes reacciones e impacto en la opinión pública.

A Natalia eso le sorprende «hice lo mínimo que había que hacer, hicimos lo correcto, no hay alternativa a esa decisión», pero a muchos por un tiempo aquello no les parece lo evidente. Es la primera presidenta del PPD «químicamente pura» sin mochilas históricas, sin anteojeras para ver los errores allí donde otros ven sólo viejas glorias.

De esto y mucho más hablamos con ella en La Citroneta, pase vea y escuche.

Autor

Profesor de Historia y Geografía de la Universidad del Bio Bio. nacido en la galaxia de Tomé. Ha trabajado de mesero, tripulante pesquero, catador de piures y postulante fallido de defensa central. Escribe poesía cuando está enamorado.

Comenta